• Samuel Prieto Rodríguez

Periódico La Prensa: El director ladrón y el manejo de crisis


Sobre Martín Mauricio Ortega Camberos no hay mucho que decir. Un ladrón es un ladrón y, como se dice popularmente, vergüenza es robar y que te cachen. Un caso para el absurdo y la ironía por donde se le vea. El director de un periódico de escándalo policiaco envuelto en uno por su afición nivel enfermizo a la memorabilia deportiva.

Podría suponerse que para un diario sensacionalista el prestigio no sea tan importante pero no es así y menos si pertenece a la red de periódicos más extensa del país, la mayoría de perfil político y de información general. La credibilidad, el código de ética y la honorabilidad quedan bastante maltrechos así que el manejo de crisis es determinante.

Luis Antonio Espino, especialista en análisis del discurso, considera que la Organización Editorial Mexicana lo hizo bien. La transparencia es importante. El periódico La Prensa no buscó eludir el tema o minimizarlo. Si bien no como la nota de 8 columnas, sí en la primera plana.

Incluso antes que eso, abordó con cuidado los puntos básicos mediante un boletín que hizo público rápida y oportunamente. Reprobar el hecho sin vacilación alguna, explicar su versión de los hechos, mostrar una voluntad genuina de resolver el problema y disculparse por el daño que el hecho haya causado además de ofrecer toda la información que se tenga y colaborar con las autoridades.

Lo que queda es que la Organización Editorial Mexicana muestre al escrutinio lo que hará para que una situación así de vergonzosa no se repita, como el refuerzo o creación de su código de ética. Se trató de un abuso de confianza que, de acuerdo con su versión, no detectó ninguno de los filtros internos como las vacaciones de un directivo pero acreditado para asistir al Super Bowl en representación de su medio, lo que le daba acceso a los vestidores y otras zonas a donde casi nadie ajeno puede pasar.

La última página de este escándalo no ha sido escrita. El portavoz de Donald Trump, Sean Spicer, no tardó en señalar el hecho como un argumento más contra la prensa. Por supuesto, Estados Unidos le retiró la visa a Mauricio Ortega. La NFL y Tom Brady no presentaron cargos en su contra sino pidieron únicamente la devolución de los objetos robados, lo que al menos de entrada lo salva de una extradición y una condena larga en la cárcel por el monto en que se valúan. Nada más el jersey con el que el quarterback de los New England Patriots ganó el Super Bowl LI, el quinto en su carrera, tiene un valor estimado en medio millón de dólares.

Resulta que 2 años antes, Ortega también la había robado al mismo jugador el jersey que usó para ganar el Super Bowl XLXI.

Y si eso es poco, Fox Sports informó que otros objetos que le encontraron fueron el casco y el calzado del linebacker de los Denver Broncos, Von Miller, con los que participó en la victoria de su equipo en el Super Bowl 50.

Falta ver cómo se comportará la NFL con la prensa mexicana, luego de este hecho vergonzoso, durante la próxima temporada en la que además los New England Patriots tienen programado un partido contra los Oakland Raiders en el Estadio Azteca.

#Periodismo #Fenómenosmediáticos #Deportes

EDP-Logo.png

Un blog de

Sam-Logo.png

Periodista y productor audiovisual

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Pinterest

© 2016-2020 Samuel Prieto Rodríguez

Todos los derechos reservados

Contacto