• Samuel Prieto Rodríguez

Radio Centro y La Octava, lo duro y lo tupido



Los problemas financieros de Grupo Radio Centro no son nuevos pero están agudizándose con la parálisis económica. El nuevo síntoma de la gravedad de su situación es que vendió una de sus frecuencias históricas, la 97.7 FM, a MVS.


La operación es por 20 millones de dólares, casi 500 millones de pesos, que son aire fresco para el atribulado grupo radiofónico de la familia Aguirre. La empresa compradora, propiedad de los Vargas, no tardó más que minutos en lanzar la publicidad.


La sintonía 97.7 fue una de las primeras en Frecuencia Modulada en operar en el Valle de México. En 1974, la entonces Organización Radio Centro lanzó tres: Radio Joya en los 93.7 MHz, Radio Hits en los 97.7 MHz y Radio Universal en los 107.3 MHz.

La primera todavía existe, ahora con el nombre de Joya 93.7. El formato de Radio Universal, variado de nombre con el tiempo hasta llegar a solo Universal, ha cambiado bastantes veces de frecuencia a la 92.1, a la 88.1 y, queda claro que hasta el 31 de mayo, a la 97.7.

En un principio, la frecuencia ahora vendida a MVS fue un concepto muy popular entre la juventud de finales de los 70 y la década de los 80 por su música en inglés. En 1988 cambió de giro a Stereo 97.7 y sus variaciones posteriores de nombre para continuar en el gusto de la chaviza pero con éxitos del momento en español. Para 2016, dado que la estación insignia de la casa, Radio Centro en la 1030 de AM sería apagada pronto, la 97.7 FM tomó ese membrete. Al inicio de 2019 dejó a un lado la programación musical y comenzó la articulación de una parrilla noticiosa tras la salida del aire de Radio Red, hasta que todo ese esfuerzo fue mudado al 88.1 FM para dar forma a La Octava junto con el canal 8.1 de TV abierta.

Apenas el 13 de mayo, Grupo Radio Centro tuvo que hacer público que estaba atorado en las negociaciones para aumentar el plazo de vencimiento de su muy abultada deuda, que incluso es mayor que su valor de capitalización. De todos esos pasivos, una parte equivalente a 1,650.7 millones de pesos está en certificados bursátiles y la empresa había buscado un diálogo con los tenedores, de quienes no había obtenido una respuesta favorable pero esperaba conseguirla en una asamblea al día siguiente.

Este problema ya se había agrandado más desde el 24 de abril cuando HR Ratings bajó cinco niveles la calificación de sus bonos, de 'HR BB' a 'HR C', dejándola en el penúltimo escalón del grado especulativo ante la muy alta posibilidad de que no pagara un primer vencimiento por 330 millones de pesos que debía saldarse el 13 de mayo, dado que solo contaba con efectivo por 263 millones, el 78 por ciento del cupón, además sin considerar que eso la habría dejado sin un solo centavo para operar.



El respiro. Ahora falta ver si solo es una prolongación de la agonía o si uno de los grupos radiodifusores de mayor tradición en el país alcanza a tener margen para salir adelante.

Con el curso de la crisis actual, Radio Centro y La Octava han tenido que ir recomponiendo su estrategia. Dado que la actividad deportiva en el país y en el planeta se detuvieron, lo primero en desaparecer fue La Octava Sports, el 15 de abril. Su director, Enrique Beas, confirmó el anuncio al día siguiente en su columna de El Universal.

Todo esto es parte de una cadena larga de tropiezos, pérdidas y desinversiones que han ido sumándose a la debacle de Grupo Radio Centro.

- En enero perdió dos de once litigios contra el Servicio de Administración Tributaria, que le ocasionaron pérdidas por 52 millones de pesos. El resto de los juicios está en proceso y pueden tener efectos mucho más adversos en sus finanzas.

- En junio de 2019 finalizó una alianza comercial de 26 años con Grupo Siete, devolviéndole la frecuencia 92.1 FM y traspasándole la 1440 AM.

- Un mes antes, el 22 de mayo, La venta de la de la KXOS-FM 93.9 de Los Ángeles, California, terminó con una historia caótica de manejos caprichosos, prácticas financieras insanas y cualquier cosa contraria a una estrategia, que había llegado hasta el extremo de una negociación desventajosa para evitar una demanda multimillonaria.

- La histórica XEH-AM de Monterrey, en 1420 KHz, la primera estación de radio en el país, habrá desaparecido antes de llegar a su centenario porque GRC no gestionó en tiempo y forma la renovación del título de concesión. Fundada por el ingeniero Constantino de Tárnava en 1921, fue el origen de la industria de la radiodifusión en México.

- Al inicio de mayo de 2019, la calificadora Standard & Poor’s puso en revisión especial negativa los títulos accionarios de Grupo Radio Centro. Para el 4 de junio, la Bolsa Mexicana de Valores suspendió la cotización de sus papeles tras dos circunstancias: la empresa había solicitado una extensión del plazo para presentar su reporte financiero anual y luego enfrentó la falta de quorum en su asamblea general ordinaria anual de accionistas que se celebraría ese mismo 4 de junio y se aplazó hasta el día 18. Tras su realización, el mercado de valores levantó la suspensión y en su primer día de regreso, las acciones tuvieron todo lo contrario a una bienvenida con una pérdida de 178 millones de pesos.


- En mayo de 2017 sacó del aire tres de sus frecuencias de amplitud modulada en el Valle de México: 790 KHz, 1030 KHz y 1150 KHz. En enero de 2019 la sintonía 1110 KHz sufrió la misma suerte.

- En abril de 2015 perdió la garantía de seriedad de 415 millones de pesos ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones por no pagar la contraprestación de 3 mil 58 millones que había ofrecido por la concesión de una cadena nacional de televisión abierta que, por lo tanto, no obtuvo.

Lo que sí logró fue hacerse de la concesión del canal 8.1 del Valle de México, que inició transmisiones el 31 de octubre de 2019, con una calidad de producción ínfima, programación de entretenimiento sin chiste y una barra informativa que pretende ser multiplataforma y multimedia, con contenidos y personajes muy identificados con el oficialismo actual. Pero ni con ese factor en el juego se ha salvado de la situación financiera tan precaria por la que atraviesa lo que, por cierto, también habla de congruencia por parte del gobierno en los planteamientos de que no rescata empresas y no gasta en publicidad.

No queda claro si la crisis de Grupo Radio Centro ya tocó fondo o si logrará sobrevivir. Llegó a tener hasta 12 estaciones en la capital mexicana y ahora se queda con la mitad funcionando. Su situación financiera es de las peores en la industria de la radiodifusión en México, lo que puede significar desde su desaparición hasta una gran oportunidad para otros inversionistas.


EDP-Logo.png

Un blog de

Sam-Logo.png

Periodista y productor audiovisual

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Pinterest

© 2016-2020 Samuel Prieto Rodríguez

Todos los derechos reservados

Contacto